Salta, Jujuy, Misiones y La Rioja: Las provincias más complicadas por el acuerdo con el FMI

Publicado por

El ajuste que impone el Fondo Monetario Internacional a la Argentina implica reducir transferencias a las provincias. Las más afectadas por sus dificultades recaudatorias y su dependencia de fondos discrecionales de Nación son Salta, Jujuy, Misiones y La Rioja. Temor a la vuelta de bonos provinciales.

En el programa televisivo Brotes Verdes, el periodista económico Alejadro Bercovich habló sobre cinco puntos principales en que el gobierno de Macri prometió basar el ajuste requerido por el FMI a cambio de los 50 Mil Millones de Dólares de deuda que autoriza el organismo internacional.

De esos cinco puntos, dos son los que más afectarán a estas provincias: un recorte de 74% de transferencias y el ajuste a la obra pública.

Así lo explicó el economista:

El renglón donde más quiere ajustar el Fondo Monetario, además de la obra publica y ademas de los subsidios, son las transferencias a las provincias.

El riesgo de las cuasimonedas

En 2020 el gobierno va a haber recortado en un 74% las transferencias a provincias.

Esas transferencias fueron 135 Mil Millones de pesos en 2017

¿Cuáles son las provincias más complicadas? Jujuy, Salta, Misiones y La Rioja. Porque esas provincias tienen una mayor proporción de transferencias de la Nación respecto de sus presupuestos. Son las que menos recaudan en relación con lo que gastan. Dependen un poco de esas transferencias que no son las automáticas que se transfieren de impuestos, sino que son más discrecionales por parte del poder ejecutivo. En esas, dijo el FMI, 3 de cada 4 pesos de acá a un año y medio me las recorta. 3 de cada 4 pesos. Las provincias se comprometieron a no volver a emitir cuasimonedas cuando se hizo el rescate nacional, allá en las épocas de Roberto Lavagna, pero si no hay plata para pagar a los empleados estatales provinciales y municipales ¿qué harán?

La obra pública

Decile chau al pavimentado y al cordón cuneta. El gobierno se comprometió a recortar un 81% el gasto en obra pública.