Julio Martínez y Paredes Urquiza en manos del “nuevo” gobernador

Publicado por

El peronismo tiene una particularidad: crear necesidades. Si lo sabrá el presidente Mauricio Macri que la sombra justicialista rodea la Casa Rosada.

Julio Martínez, senador nacional de Cambiemos, es el dirigente con mayor posibilidad de ser votado en las elecciones a gobernador, especialmente en la Capital. Sin embargo, como buen radical, no tiene estructura para que esa intención de voto se transforme en un triunfo en las urnas.

No cuenta con intendentes, con legisladores en el interior, con dirigencia barrial, más allá que Macri hable de la nueva política.

Martínez es socio en los papeles del PRO, pero todo pasa por la Unión Cívica Radical. A sabiendas o no, el senador vio en vivo y en directo que cada vez que se pelea el peronismo es porque se reproduce (una vieja frase actualizada).

WhatsApp Image 2018-06-15 at 12.13.26

Por encima del respeto en las reuniones políticas, Alberto Paredes Urquiza sufre lo mismo que Martínez. Son ellos y nada más que ellos.

El peronismo tradicional es pícaro, que hoy lo representa el gobernador Sergio Casas, de la misma escuela del ex mandatario Luis Beder Herrera.

Casas hoy es el ministro de Hacienda y de una u otra forma, todos deben reportarse (lo dice además). Los jefes comunales se abroquelaron en ligas (Llanos y Norte respectivamente) y los diputados -hoy bederistas- la semana que viene podrían dar una señal concreta de casismo explícito.

Solo fueron pronunciamientos de apoyos al gobernador, como ya lo han hecho otros con Ángel Maza y Beder Herrera.

La única torta electoral que hoy se divide es la Capital, ya que en el interior, el peronismo sigue con su hegemonía, y favorecido por la grave situación nacional. Esa misma que la sufre la Municipalidad de Paredes Urquiza: José Martínez -secretario de Hacienda municipal- escuchó de boca de los funcionarios nacional que “no hay un peso”.

 

WhatsApp Image 2018-06-15 at 12.12.54