El divorcio peronista de los carpetazos

Publicado por

Hay divorcios más complicados que otros. Pero éste no tiene límites. El peronismo afronta las peores de sus épocas contemporáneas en pos de un nuevo liderazgo. La pelea entre el gobernador Sergio Casas y el ex mandatario Luis Beder Herrera deja una estela de heridos de uno y otro sector.

La grabación telefónica al subsecretario de la Juventud, Juan del Moral, es la continuidad de la partida del ex ministro de Hacienda, Ricardo Guerra, con un final impredecible.

Del Moral es un joven bederista que siguió en la gobernación de Casas. Se fue por la grabación de la joven, Gabriela Brizuela Santángelo, que habido sido desafectada días atrás de su función de Promotora de Voluntariado Joven en la Subsecretaría de Juventud y Solidaridad.

 

Como en un reality, la joven de autopromociona que dará una entrevista exclusiva sobre su denuncia.

Hay que destacar que como funcionaria, Brizuela Santángelo reclama la deuda por el uso de un hotel -que sería de ella-. Es decir que se autocontrataba y además como funcionaria está obligada a ir a la justicia para denunciar supuestos hechos de corrupción.

 

Siendo la punta de un iceberg, Casas decidió desplazar de su cargo al subsecretario de Juventud y solicitó públicamente a los jóvenes justicialistas para que en un plazo de 24 horas propongan un nombre para desempeñar este cargo.

La forma de la salida del funcionario tendrá sus consecuencias políticas dentro del peronismo, ya que Del Moral estaba identificado con un sector. Muchos esperan la sesión ordinaria de este jueves en la Legislatura que sería el inicio de otro capítulo en el divorcio peronista de los carpetazos.